jueves, 4 de julio de 2013

LA LUZ

Somos dos tios fuertes, ¿ a que sí? . Aaron miró a Nick y asintió con la cabeza; pero al intentar levantar aquel mueble vieron que era imposible, como si sus manos fueran de mantequilla intentando coger un puñado de brasas. Una niña algo pálida se acercó sonriente y les dijo - no podréis levantarlo  nunca, estáis muertos; y hasta que no lo aceptéis permaneceréis aquí con todos nosotros. Fue entonces cuando se percataron que al fondo de aquel pasillo blanco había más gente, todos burlándose de ellos, esperando la luz.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Bueno, no sé, creo que debemos tener más miedo a lo vivos. Un saludo.

      Eliminar
  2. Genial la mantequilla levantando las brasas, expresa perfectamente la idea.
    Ahí vamos.
    Abrazos Juanjo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias nen, y ahora vacaciones hasta cuando?

    ResponderEliminar